Combatir el correo basura favorece el medio ambiente

Su impacto dañino se debe a la demanda de papel, al consumo de energía y a su eliminación inadecuada, que genera metano. Adoptar la comunicación sin papel, evitar las suscripciones innecesarias y prescindir del material impreso son algunas de las medidas necesarias a tomar

Por Carlos Roa

En una era dominada por la comunicación digital, el persistente problema del correo basura pasa a menudo desapercibido. A pesar de su presencia aparentemente inocua, el impacto ambiental de estos folletos, catálogos y anuncios no solicitados dista mucho de ser trivial.

A escala mundial, el 33% de todo el correo entregado constituye correo basura, según Heal The Planet. Todo ello conduce a producir anualmente más de 51 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero, equivalentes a las emisiones de 9 millones de automóviles.

Según wasteawaygroup.com, un hogar estadounidense medio recibe 848 piezas de correo basura, lo que equivale a 1,5 árboles al año, más de 100 millones de árboles para todos los hogares de Estados Unidos juntos.

Esto supone la generación de metano, un gas de efecto invernadero 23 veces más potente que el dióxido de carbono. En total, el correo basura genera 1.000 millones de kilos de residuos adicionales en los vertederos cada año.

La Agencia de Protección del Medio Ambiente afirma que el 60% de todo el correo no solicitado se deposita en vertederos sin reciclar, lo que contribuye a 1.000 millones de libras de residuos de vertedero al año.

Cómo perjudica el correo basura al medio ambiente

Los pasos del proceso de creación y distribución del correo basura tienen un costo considerable para el medio ambiente. He aquí algunas de las acciones clave que elevan el impacto negativo:

Producción y deforestación: cada año se utilizan millones de toneladas de papel en la producción de correo basura. Esta demanda contribuye significativamente a la deforestación.

Consumo de energía: la creación de correo basura implica un consumo sustancial de energía. Desde la producción de papel hasta la impresión y el transporte, cada etapa requiere cantidades significativas de electricidad y combustibles fósiles. La huella de carbono generada por estos procesos contribuye al cambio climático, agravando aún más los problemas medioambientales.

Generación de residuos: no todo el correo basura llega a su destinatario. Una parte sustancial suele acabar en los vertederos, incluidos los que llegan hasta el final. Este papel desechado se suma a la creciente crisis de los vertederos, donde la descomposición genera metano, un potente gas de efecto invernadero.

Cómo combatir el correo basura

  • Recicle todo el correo no deseado. La mayor parte puede transformarse en cartón y pañuelos de papel.
  • Pásese a los métodos sin papel registrando en sus cuentas la comunicación por correo electrónico.
  • Evite inscribirse en suscripciones o servicios innecesarios; rechace las ofertas de publicidad de nuevos productos.
  • No reciba la guía telefónica impresa del año siguiente si no la utiliza.
  • Apoye a organizaciones benéficas que no le inunden con envíos excesivos.
  • Informe a los demás sobre el impacto medioambiental del correo basura.
  • Deje de recibir catálogos no deseados utilizando servicios como Catalog Choice, que facilita las solicitudes de exclusión a los comerciantes.
  • Tome medidas para eliminar su nombre de las listas de correo y reducir el correo innecesario.
  • Considere la posibilidad de participar en iniciativas de siembra de árboles Algunas organizaciones sin fines de lucro de todo el país coordinan esta actividad.

Con estas medidas prácticas podemos combatir el problema. Cada acción contribuye a mitigar el daño medioambiental causado por el correo basura.

Concienciando y participando activamente en las soluciones, podemos trabajar por un futuro en el que la avalancha de correo no solicitado no tenga un costo tan elevado para nuestro planeta.

Share this article.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Annual Reports

Latest News

We bring you the most up-to-date news and research.