Trabajadores y calor, un alerta

Una ley en Florida que impediría apoyar a los trabajadores que laboran en situaciones de calor ha hecho que las comunidades del estado se pregunten cuáles son los riesgos y cómo protegerse. Aquí, algunas respuestas 

Por Carlos Roa

La promulgación de una ley en Florida que impide a los municipios o condados establecer medidas para los trabajadores que laboran bajo el intenso calor del estado, ha generado preguntas en las comunidades sobre los riesgos a los que se enfrentan quienes trabajan al aire libre en condiciones de alta temperatura.

Según la organización Unión de Científicos Conscientes, en Florida hay alrededor de 2 millones de trabajadores al aire libre, lo que representa aproximadamente el 23 por ciento de la fuerza laboral total del estado. Todos ellos serían afectados por la Ley HB 433, la cual entrará en vigor en julio de este año.

Paralelamente la Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que más de 2.400 millones de trabajadores, de una población activa mundial de 3.400 millones, pueden verse expuestos a un calor excesivo en algún momento de sus labores. Esto significa que el cambio climático expone a graves riesgos al 70,9% de los trabajadores del mundo.

Esto conduce a dos preguntas clave: cuáles son los riesgos y qué podemos hacer.

Señales de alerta

De acuerdo con la oficina gubernamental Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo (OSHA), el trabajador y su empleador deben estar prevenidos en cualquiera de estas situaciones:

  • Temperatura y humedad elevadas, exposición directa al sol, sin brisa ni viento
  • Trabajo físico pesado
  • No haber tenido exposición reciente a lugares de trabajo calientes
  • Baja ingesta de líquidos
  • Ropa impermeable

Los síntomas de agotamiento por calor ameritan tomar medidas inmediatas y pueden incluir dolor de cabeza, mareos o desmayos, debilidad y piel húmeda, irritabilidad o confusión, sed, náuseas o vómitos.

Durante un golpe de calor, el trabajador puede sentirse confuso, incapaz de pensar con claridad, desmayarse o tener convulsiones (ataques). También puede dejar de sudar.

Medidas a tomar

La oficina gubernamental Centro Para el Control y Prevención de las enfermedades (CDC) recomienda, entre otras medidas:

  • Prevenir las enfermedades causadas por el calor con la aclimatación progresiva.
  • Beber mucha agua, y no espere a tener sed para beber.
  • Evitar el alcohol o los líquidos que contengan grandes cantidades de azúcar.
  • Usar y reaplicarse protección solar.
  • Solicitar programar las tareas para evitar el calor del mediodía.
  • Llevar protección en la cabeza y ropa holgada, ligera y de colores claros.
  • Pasar tiempo en edificios con aire acondicionado durante las pausas y después del trabajo.
  • Animar a los trabajadores a hacer pausas para refrescarse y beber agua.

Ante el riesgo del cambio climático para la salud laboral, se sugiere actualizar leyes laborales para incluir medidas de protección contra el calor, promover la conciencia sobre seguridad, invertir en tecnologías para enfriar ambientes, adoptar prácticas laborales sostenibles y fomentar la colaboración internacional.

Estas acciones mitigarían los efectos del calor en el trabajo, reduciendo la exposición de los trabajadores a condiciones extremas de temperatura y contaminación, lo cual disminuiría el número de enfermedades y muertes, además de proteger la productividad económica global.

Share this article.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Annual Reports

Latest News

We bring you the most up-to-date news and research.